FANDOM


El diagnóstico de la enuresis comienza con una entrevista clínica con el paciente. Ésta permitirá obtener información sobre la enfermedad (presencia de estreñimiento, hematuria, capacidad de retención diurna, dolor de cabeza, volumen de la orina que emite el niño, etc.), las características de la enuresis (primaria o secundaria, frecuencia de noches con episodios, hora a la que se producen, facilidad para despertar, etcétera), presencia de factores que favorezcan la enfermedad (antecedentes familiares o conflictos, por ejemplo) y la actitud de los padres (premios o castigos).

Acontinuación el especialista realizará un examen físico y podrá solicitar pruebas como un análisis de orina y un urocultivo para confirmar una infección de orina. Si las pruebas dan negativo hay que descartar otros trastornos menos habituales, como malformaciones o problemas nerviosos.

En el caso de que la enuresis no sólo sea nocturna, sino que el paciente también tenga problemas de incontinencia durante el día, habría que hacer un examen clínico más exhaustivo que incluya una ecografía renal, una urografía intravenosa (UIV) y radiografías con contraste de la vejiga y la uretra (cistouretrografía).

Si el paciente tiene enuresis nocturna secundaria, las probabilidades de que ésta aparezca como consecuencia de algún problema orgánico, como por ejemplo una infección urinaria, es mucho mayor. Además, si tiene síntomas intestinales es probable que el especialista encargue otros estudios adicionales que permitan confirmar el diagnóstico.

Fimosis-21