FANDOM


En la mayoría de los casos, la enuresis nocturna ocurre simplemente porque su niño duerme profundamente y no se despierta cuando su vejiga está llena.

A menudo, la tendencia de mojar la cama tiene un componente hereditario. Su usted padeció enuresis nocturna, es probable que su hijo también la padezca.

En casos muy raros, la diabetes de tipo 1 o defectos congénitos del tracto urinario pueden ser la causa de la enuresis. Sin embargo, estas afecciones no sólo causan enuresis nocturna, sino también síntomas diurnos. Por ello, si su niño no presenta síntomas diurnos, usted debería tener la tranquilidad de que el niño es completamente sano.

Los problemas emocionales y de conducta, como la ansiedad, una mudanza o el nacimiento de un hermano, no son en sí causas de enuresis nocturna, aunque la ansiedad y la falta de autoestima pueden sobrevenir si la enuresis se la trata como un problema del niño cuando, en realidad, es simplemente un “problema” de lavandería.

Otras causas pueden ser la alteración del sueño, no haber aprendido bien a controlar la micción durante los primeros años de aprendizaje o como resultado de tener alguna otra patología.

Las situaciones de estrés también pueden provocar la aparición de la enuresis, sobre todo secundaria. Éstas pueden ser el divorcio o la separación de los padres, el fallecimiento de un familiar, el cambio de residencia, el nacimiento de un hermano, debido a accidentes e intervenciones quirúrgicas, ante abusos sexuales, hospitalizaciones, etcétera.

Además, los niños que viven en hogares desestructurados o con pocos recursos económicos, tienen también más probabilidades de padecer enuresis.

Enuresis-4p